El Hijo del Paladín

Tenía que publicarlo. No podía resistirme. La obra más dificil. La primera.

Una vez que arrancas todo fluye… pero, al principio, cuesta. Cuesta mucho. Son horas dedicadas. Días. Meses. Trabajo y más trabajo. Palabras y más palabras.

Escribir, borrar, leer, corregir y, al final, aprender. Y El hijo del Paladín es eso, mi primer aprendizaje. El primer resultado de enfrentarme a los problemas de un escritor, que no son pocos. Sobre todo cuando no sabes si todo el inmenso tiempo dedicado tendrá un resultado acogedor. Mas no importa. Al fin y al cabo, actores, pintores, músicos, escritores… cuántos han pasado por lo mismo y cuántos se han quedado en el camino. Sólo unos pocos lo logran. Pero hay que intentarlo.

El hijo del Paladín es una saga que narra las epopeyas de un grupo de guerreros, magos y otros hombres y mujeres valientes que encaran la adversidad con admirable osadía y valor. Todos los personajes deberán enfrentarse a sus miedos y a sus limitaciones en diversas situaciones que los pondrán a prueba. Hay acción, mucha acción. Es una aventura imparable que va de menos a más, que nos hace reír y llorar y que finaliza en puro éxtasis.

Los personajes evolucionan constantemente, son muy reales, y pierden o ganan protagonismo según las decisiones que van tomando y las consecuencias de sus propias acciones.

Amistad, amor, traición, compañerismo, cultura, integridad, política, barbarie, intereses, violencia, poder, misterio, muerte, crueldad… Dosis para todos los gustos.

Las descripciones de lugares son hermosas e imaginativas, pero nunca pesadas, y nos trasladan a la aventura con pasión. Nos hacen formar parte de ella. Nos hacen estar allí.

La saga se abre con La Espada Gigante el libro que narra la reaparición de la famosa Espada, el objeto más poderoso que forjaron los seres Gigantes antes de retirarse a un exilio voluntario que los llevó a la extinción.

51pjtM5kq7L._SX312_BO1,204,203,200_

Sinopsis:

Soak ha mantenido oculto a su hijo, Agitino, y lo ha entrenado para ser un Paladín, un guerrero protector de la paz y de la Barrera Occidental. Ambos, llegado el momento, tendrán que abandonar las aisladas Montañas del Suroeste para afrontar su destino en Ega, la fortaleza de los Paladines, un lugar reservado para los elegidos, pues solo los mejores guerreros y magos tienen derecho a permanecer allí. Pronto, Soak descubrirá que las cosas han cambiado en Ega en los años que ha permanecido ausente. Por su parte, su hijo se enfrentará a retos continuos para demostrar que él es quien todos esperan que sea.

La Espada Gigante narra cómo Agitino fue conociendo y formando el grupo de Paladines más emblemático y heroico que ha pisado las Tierras de Occidente y Oriente. El inicio de una aventura épica que te dejará con ganas de más.

Espero que os guste.

Anuncios

3 comentarios en “El Hijo del Paladín

  1. ¡Hola, Carlos! Pero que pintaza más buena tiene este libro, seguro que está bastante bien. Las primeras obras son las más difíciles por todo el esfuerzo que hay detrás, pero también son a las que guardamos mucho más cariño 😉

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s